NOTICIAS - CONSEJOS Y TRUQUITOS

La alineación es un proceso fundamental a la hora de cuidar las llantas de un vehículo y aumentar su seguridad y su vida útil. Información importante sobre la alineación, a continuación.

Todos sabemos que, con el paso del tiempo, es inevitable que los sistemas más importantes de un vehículo se desgasten: los frenos, las llantas, el motor, etc., van perdiendo calidad y efectividad con el correr de los kilómetros, lo que los hace vulnerables a un daño o a un malfuncionamiento general en todo el vehículo. Es responsabilidad del conductor realizarle un mantenimiento preventivo a su automóvil para evitar fallas mecánicas y accidentes de transito que puedan poner en riesgo su seguridad y la de los demás agentes de la vía.

¿Tu carro ya tiene más de 10 mil kilómetros y no le has realizado la primera alineación? Esta información te interesa.

¿En qué consiste la alineación de un vehículo?

La alineación es un procedimiento mecánico en el que se analiza el reglaje de los ángulos de una llanta para comprobar que estos sean los adecuados con respecto a la carrocería y a las líneas horizontales y verticales paralelas a un vehículo para así lograr una conducción suave y segura. Esta debe ser realizada por un experto que verifique el estado general de las llantas y su correcta disposición en el vehículo.

¿Cómo se verifica el reglaje de las llantas?

Las medidas de alineación son propias de cada vehículo y es el fabricante quien las determina. Estas medidas se pueden consultar en el manual del vehículo.

¿Cada cuánto se debe realizar la alineación a un vehículo?

Cada 10 mil kilómetros recorridos, cada seis meses si el vehículo es transitado constantemente por lugares difíciles (carreteras destapadas, caminos ahuecados o deteriorados) o cada que se realice un cambio en las llantas, dirección o suspensión del vehículo.

¿Cuáles son las ventajas de realizar periódicamente la alineación de un vehículo?

  • Incrementa la vida útil de las llantas.
  • Brinda seguridad, suavidad y seguridad a la conducción.
  • Evita el desgaste acelerado no sólo de las llantas, sino también de la suspensión y la dirección del carro.
  • Incrementa el rendimiento del consumo de combustible.

¿Cómo saber si las llantas de un vehículo están desalineadas?

  • Cuando se nota un desgaste excesivo en la banda de rodamiento de la llanta.
  • Cuando la dirección se siente extraña, dura, y cuando el vehículo gira diferente para ambos lados.
  • Cuando el vehículo tiene las tijeras en  mal estado tienden a generar problemas de desgaste irregular en las llantas, brazos de dirección con juego y averías en la caja de dirección.
  • También, cuando las llantas presentan ejes vencidos o deformación de las puntas de los ejes delanteros.
  • La dirección se gira hacia un lado, así el vehículo vaya en línea recta.
  • El vehículo vibra cuando se maneja a una velocidad alta.
  • El vehículo tiene sobreviraje y subviraje.

¿Qué se analiza a la hora de alinear un vehículo?

Lo más importante que califica el experto a la hora de alinear los vehículos son los ángulos de las llantas. Estos son:

  • Cáster o ángulo de avance: es el encargado de dar suavidad y estabilidad en la dirección. Cuando no está en sus valores predeterminados el esfuerzo para girar las ruedas es más alto, sin importar si el sistema de dirección es hidráulico. También permite que las llantas retornen a suposición de línea recta en el momento en que se deja de hacer fuerza al timón. Por ejemplo, cuando damos un giro en una esquina y después soltamos el volante, este retornara por sí solo hasta dejar las llantas en línea recta, lo cual, hace que el esfuerzo sea mínimo para el conductor.
  • Camber o ángulo de caída: el ángulo que forma la rueda con el suelo se denomina ángulo de caída o camber. La inclinación suele ser siempre positiva, es decir, con las ruedas ligeramente inclinadas hacia fuera, de modo que estén más separadas por su parte superior que por su parte inferior. En otras palabras, el ángulo de caída se obtiene al medir el ángulo que forman las ruedas con una vertical, tomando como referencia la parte frontal del vehículo.

Se ha comprobado que si el camber es positivo, se reduce el esfuerzo de la dirección al estacionar y elimina parte de las vibraciones que se presentan a altas velocidades. Esta particularidad la tienen la mayoría de los automóviles modernos. Cuando el camber es negativo, el esfuerzo que el conductor debe hacer en la dirección se incrementará, y en la misma proporción el desgaste en las llantas.

Recomendaciones para realizar la alineación del vehículo de forma correcta:

  • Hacer la alineación a su vehículo cada 5.000 kilómetros.
  • Mejorar las técnicas de conducción. Pasar a altas velocidades sobre un bache o un resalto puede variar los ángulos de la alineación de un vehículo.
  • Verificar semanalmente la presión de las llantas, inclusive puede economizar combustible manteniendo la presión indicada.
  • Las llantas son indicadores de problemas de alineación, por lo tanto es importante vigilar continuamente la forma en que se desgastan y qué tipo de daños pueden tener.
  • Realizar la alineación del vehículo en un centro de servicios especializado que cuente con el personal y los equipos necesarios para realizar este procedimiento con todas las garantías de calidad y servicio. 

 

FUENTE : sura.com

Share This