NOTICIAS - CONSEJOS Y TRUQUITOS

muchos vehículos disponen de un filtro especial para el aire del habitáculo o cabina, que no es el mismo que filtra el aire que entra al motor. Este filtro de habitáculo tiene una función muy importante dentro del vehiculo , que es el conseguir un aire limpio y sano para los ocupantes. Un filtro de cabina procesa el aire que ingresa en el compartimiento de pasajeros a través del sistema de calefacción y aire acondicionado del vehículo, lo que aumenta la comodidad de los pasajeros al atrapar partículas, polen y otros agentes irritantes. Para las personas alérgicas y sensibles a agentes transportados por el aire.

La suciedad exterior se va acumulando en el filtro, y este va saturándose poco a poco. Si llega a tener demasiada suciedad  pierde mucha eficacia y es posible que se acabe introduciendo en el habitáculo igualmente.

un filtro de habitáculo saturado causa algunos problemas como:

  • malos olores dentro del vehículo.
  • perdida de potencia en el aire frió que circula en el vehículo (mas tiempo para enfriar el habitáculo)
  • alergias a los ocupantes.

filtro-habitaculo-2

los fabricante de vehículos recomiendan “cambiar los filtros anualmente o cada 15.000 km”. Pueden usarse más tiempo o kilometraje, pero tendrán menos efectividad. y eso puede variar mucho dependiendo el medio externo en que nos movilizamos.

La toma de aire de los coches están en la parte frontal. Por lo tanto, toda la contaminación que tenemos delante, es propensa a entrar en el habitáculo: hollín, partículas sólidas, polen, bacterias, óxidos de nitrógeno, etc.

fuentes: circulaseguro.com

Share This